Pazeño

La suerte está echada: De presupuesto y desgracias

Hoy, desafortunadamente, ocurre la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo… ¿A quién hay que culpar? ¿A la casualidad y mala suerte? ¿A los pobladores que eran “huachicoleros”? ¿A la pobreza y miseria? ¿Al ejército y al gobierno? ¿O nadie es culpable?

Al presidente Peña Nieto en el presupuesto de egresos el Congreso autorizó 21 mil 99 millones de pesos para publicidad oficial. De acuerdo a estudios de analistas el ejecutivo dispuso de 60 mil millones de pesos rebasando criminalmente el presupuesto en publicidad. Que dicho sea de paso de nada le sirvió pues fue repudiado por la opinión pública. Cabe aclarar que en publicidad entran todas las dependencias como SEP- SSA- SEDESOL, etc-

Según datos de prestigiados medios nacionales Peña gastó en 2013, ocho mil 154 millones; en 2014, siete mil 462 millones; en 2015, nueve mil 947 millones; en 2016 gastó 10 mil 699; en 2017 gastó diez mil 725 millones, más el cálculo de 2018, año de elecciones, el despilfarro gubernamental en ese rubro llegó a los sesenta mil millones de pesos.

Es por todos conocido que los grandes de la publicidad encabezados por Televisa y TVAzteca, son los ganones en la guerra mediática.

Para la población más pobre (55 Millones de mexicanos) la Tv se ha vuelto indispensable, se vuelve su realidad, la distorsiona y el pueblo se enajena ya que indiscriminadamente la publicidad oficial hace que los periódicos no controlados pasen a segundo término, aunque la información de periódicos por internet (digital) cada día es más influyente en México.

López Obrador en una de sus conferencias señaló que en publicidad oficial gastaría la mitad (50%) de lo que gastó Peña. Si se refería a los 60 mil millones de pesos estamos hablando de 30 mil millones que vendría a ser un insulto a la pobreza nacional y a la austeridad republicana de la que tanto pregona.

Si se refirió al presupuesto del congreso entonces estamos hablando de once mil millones de pesos, que considero es un presupuesto muy elevado en relación a la pobreza nacional… ¿Para qué tanta publicidad?

Mario Delgado, coordinador de la bancada morenista y presidente de la legislatura señaló “que nadie se escaparía de la austeridad republicana.” Y me pregunto ¿once mil millones para publicidad oficial no serán muchos? ¿Y los 5 mil millones de pesos que se presupuestaron para los partidos políticos? ¿Para ellos no llegó la austeridad? Todo mundo repudia el financiamiento público que le dan a los partidos… ¡Ah! Pero en este año Morena tendrá mil trescientos millones de pesos… ¿Cuál austeridad?

Después de la explosión de un ducto en el estado de Hidalgo, acontecimiento que ocupó a los medios de comunicación iniciando por la televisión. López Obrador ordenó un bombardeo mediático casi tan abrumador como la propaganda del recién pasado proceso electoral. Se aprestaron rápidamente a promocionar información “desesperante” invitando a la población a “no acercarse a los ductos porque era muy peligroso” La explosión de Tlahuelilpan, para estas alturas ya debe haber cobrado la vida de no menos cien personas. Para qué abundar sobre las causas, culpables, involucrados en esta explosión. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: El 31 de marzo de 1969 en la población de Barroterán, Coahuila, una explosión en las minas 2 y 3 cobró la vida de 153 mineros, a los que rescataron ya en descomposición y en pedazos. Estamos hablando del gobierno de Díaz Ordaz y, la información mediática culpó a la empresa minera Guadalupe. Creo es filial de la empresa Grupo México de Germán Larrea. Pasaron los años y viudas y huérfanos se fueron olvidando, pero la memoria histórica no lo olvida. Claro que hubo mucha información al respecto… pero eran mineros.

Luego el 19 de febrero de 2006 ocurrió la catástrofe de Pasta de Conchos, Coahuila, en la que quedaron sepultados 65 mineros a los que no rescataron; allí descansan y sus viudas, hijos y demás familiares los siguen recordando. También se culpó a la empresa Grupo México.

El 5 de junio de 2009 ocurre el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en el que muren 49 infantes de entre 5 meses a 5 años. La furia social de los luchadores se vuelca en contra de Felipe Calderón Hinojosa. López Obrador no pierde oportunidad para fustigar al gobierno, para responsabilizarlo de la tragedia. También la andanada mediática “crucifica” a Felipe Calderón y su gobierno. Fue un acontecimiento muy doloroso porque se trató de niños, incendio en el que más de cien niños sufrieron quemaduras.

Hoy, desafortunadamente, ocurre la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo… ¿A quién hay que culpar? ¿A la casualidad y mala suerte? ¿A los pobladores que eran “huachicoleros”? ¿A la pobreza y miseria? ¿Al ejército y al gobierno? ¿O nadie es culpable?

El respaldo popular es muy grande para López Obrador, pero algo no está funcionando bien.

También ocurre el avionazo donde muere la gobernadora de Puebla y su esposo. El incendio caótico del ducto de gasolina opacó este lamentable hecho.

Y todavía en el colmo de la desfachatez Miguel Barbosa declara que volverá a ser candidato. No se tiene dignidad ni decoro. La ética y el bien común ¡a la basura por el poder! Alea Jacta Est. 23-01-19. Miembro de ESAC.

Bobby García

Bobby García

Agregar Comentario

Most popular

Most discussed