OpiniónTribuna LibreEl INEE también…

Hace unos días lo reconoció Mexicanos Primero (MP), después lo reconoció el dirigente nacional del SNTE, quien hasta se adjudicó la “derrota” de la evaluación punitiva del desempeño para la permanencia. Ahora el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) también está reconociendo que la evaluación del desempeño afectó los derechos laborales del magisterio, después de haberla defendido durante años, incluso como “un derecho del magisterio a ser evaluado”. Nomás faltó que el...
Alberto Arnaut Salgadonoviembre 26, 2018504 min

Hace unos días lo reconoció Mexicanos Primero (MP), después lo reconoció el dirigente nacional del SNTE, quien hasta se adjudicó la “derrota” de la evaluación punitiva del desempeño para la permanencia.

Ahora el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) también está reconociendo que la evaluación del desempeño afectó los derechos laborales del magisterio, después de haberla defendido durante años, incluso como “un derecho del magisterio a ser evaluado”. Nomás faltó que el INEE dijera que las maestras y los maestros mexicanos también tenían derecho a ser apaleados, gaseados, encarcelados y despedidos por rebelarse contra esa y otras evaluaciones absurdas.

Iba a decir que “nunca es tarde”.

Pero no, el reconocimiento de ese “error” llega demasiado tarde.

Otro gallo hubiera cantado si INEE lo hubiera hecho antes, mucho antes, cuando tantos maestros, maestras e investigadores educativos lo advirtieron y reclamaron en las plazas, calles, carreteras, prensa y reuniones académicas.

Si lo hubieran hecho antes, el magisterio, la educación y el país se hubieran podido ahorrar el altísimo costo (humano, educativo, presupuestal) que tuvieron que pagar por la prepotencia y la ignorancia de un gobierno que, por fortuna, está viviendo sus últimos días…

Lo más doloroso fue el asesinato de Nochixtlán, Oaxaca, y que hubieran echado del servicio a decenas de miles de maestras y maestros de mayor edad y antigüedad que, asqueados y horrorizados, decidieron adelantar su jubilación, a pesar de que aún tenían qué dar a la educación mexicana.

El magisterio poco o nada esperaba del gobierno, de la SEP y del SNTE subordinado.

Pero del INEE (sobre todo, de su Junta de Gobierno) el magisterio esperaba mucho, muchísimo más.

El magisterio esperaba más que la descalificación que el INEE hizo de quienes se rebelaron y criticaron la llamada reforma educativa, mientras se subordinaba, validaba y defendía todo lo que venía de la SEP.

Demasiado tarde, demasiado tarde…

Para completar el cuadro, ya solo falta que la SEP también reconozca su “error”, y ya le quedan muy pocos días..

Aún falta también que todos (MP, el SNTE, el INEE y la SEP) le pidan disculpas al magisterio y a los mexicanos…

Alberto Arnaut Salgado

Es Doctor en Historia por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y Master en Ciencia Política por el Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México y licenciado en Derecho. Se ha dedicado al estudio de la historia de los maestros y de la política de educación básica y normal en México. Es autor de la evaluación de los primeros 20 años del Proyecto Principal de Educación de la UNESCO en México.

Déjanos tu opinión

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *