OpiniónTribuna LibreUTOPÍA ESTATUTARIA

Recientemente el cacique Carlos Romero Deschamps y su pandilla de 36 dirigentes seccionales en todo el país (sindicato petrolero) llevaron a cabo elecciones absolutamente simuladas y amañadas. Para empezar la convocatoria se dio a conocer el lunes 15, al día siguiente se cerró el plazo para registrar planillas y el miércoles 17 para la votación, lo que constituye a todas luces una maniobra antidemocrática y excluyente. Es decir, fue una convocatoria “a modo, apresurada, con...
César Jorge Piñeda Geraldooctubre 19, 20181006 min

Recientemente el cacique Carlos Romero Deschamps y su pandilla de 36 dirigentes seccionales en todo el país (sindicato petrolero) llevaron a cabo elecciones absolutamente simuladas y amañadas.

Qué le duran. Fisgón.

Para empezar la convocatoria se dio a conocer el lunes 15, al día siguiente se cerró el plazo para registrar planillas y el miércoles 17 para la votación, lo que constituye a todas luces una maniobra antidemocrática y excluyente. Es decir, fue una convocatoria “a modo, apresurada, con planillas únicas (los caciques seccionales en la rotación acostumbrada: sale uno pero entra otro del mismo bando). Se presentaron ¡urnas itinerantes! llevadas a los centros de trabajo sin mayor vigilancia ni recato, funcionarios sindicales presenciando la emisión del voto libre e inmediatas celebraciones del oficialismo sindical, la tarde de ayer, del triunfo democrático de los candidatos únicos” (https://www.jornada.com.mx/2018/10/18/politica/007n1pol).

¡Utah qué bandoleros, que desfachatez. que ni siquiera simulan ni se autoengañan!

¿Qué hacer ante tamaño cinismo y burla de la bola de pillos sindicaleros?

A partir de la derrota político electoral del PRIANRD el camino rumbo a la eliminación del sindicalismo corrompido y antidemocrático está abierto:

  1. Conforme a los Tratados Internacionales que México ha suscrito como la ratificación de los convenios 98 y 87 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por el Senado, referente a la libertad de sindicalización, a la protección del derecho de sindicación, democratización gremial y al derecho a la contratación colectiva, se aplique sin miramientos alguno por parte del Congreso de la Unión y los organismo jurisdiccionales de trabajo.
  2. Reforma laboral para blindar lo anterior además a) confiscar los bienes mal habidos por parte de los liderazgos sindicales corruptos, b) cancelar los apoyos económicos y materiales que el Estado proporciona a los organismos gremiales, c) limitar o poner fin a la repartición de cuotas de poder, d) que las cuotas sindicales sean voluntarias, e) eliminar las reelecciones de los dirigentes gremiales, no más presidencias vitalicias o perpetuas, entre otras. Excluir todo este funcionamiento corrupto del sindicato petrolero y sindicalismo en general, debe ser un gran propósito en el próximo régimen obradorista.
  3. Concientizar y tener claridad que la transformación del régimen corrupto oligárquico pasa por la eliminación de uno de los pilares del sistema presidencialismo y Estado autoritario: el sindicalismo corrupto, el corporativismo de Estado.
  4. Impulsar que en los documentos básicos del nuevo sindicalismo mexicano contemplen: los organismos colectivos serán independientes del Estado, gozarán plena democracia interna, sus liderazgos serán absolutamente temporales y revocables en cualquier momento. Medios de gran resistencia en pro de los derechos alaborales y su garantía. Asimismo, cultivarán la autonomía y la autogestión en la perspectiva de la emancipación de la explotación del hombre por el hombre, por un mundo habitable, fraterno y libre. Que el lucro capitalista no sea el leitmotiv, sino la convivencia pacífica, solidaria, plural e integradora de la humanidad. Es decir, la utopía estatutaria.

César Jorge Piñeda Geraldo

Déjanos tu opinión

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *